- MENÚ -
HOME

La localidad

Archivo Guareschi

Juegos

Entrevista a los hijos de Guareschi

Cómo llegar

Dónde comer y dormir

Brescello

Roncole

Entrevista a los hijos de Guareschi

A continuación una entrevista realizada a los hijos de Guareschi, Carlota y Alberto Guareschi, agradeciendo por anticipado su amabilidad y atención brindada:

1. ¿Cuáles son los recuerdos más tiernos y aquellos que todavía hoy os generan fuertes emociones de los momentos vividos con vuestro padre?

Fueron los momentos en que nos trasladamos de Milán a Roncole Verdi, en 1952. Nuestro padre pudo comprar una hectárea de tierra y construyó la casa que soñaba desde tanto tiempo en su "Bassa". En un principio, fue nuestro hogar en las vacaciones (La incompleta - L'incompiuta) pero con el pasar del tiempo fue nuestra casa definitiva. Con gran sacrificio nuestro padre iba y venía de Milán cada semana. Allí se quedaba tres días y regresaba aquí. Desde luego que aquí era factible andar tranquilos en bici, correr en el campo y jugar en tanto espacio. ¿Qué se podía pedir de más?. Estos años, lo hemos entendido con el pasar del tiempo ha sido la época más serenos para nuestros padres, ya que en 1954 mi padre ingresaría en prisión. Primero fue la guerra, luego el regreso, el volver a empezar hasta que pudo lograr su sueño de tener una casa en su tierra. Un sueño simple pero importante, aunque si La incompleta tuvo algunas modificaciones posteriores, siempre ha sido una casa muy simple. En esos años, nuestro padre ha diseñado y realizado los muebles de casa, arreglo el jardín y lo veíamos transitar con clavos y herramientas varias. Estos son nuestros recuerdos más bellos.

2. ¿Recuerdan un momento feliz y un episodio triste de la vida de vuestro padre?

Pensamos que los momentos felices son aquellos transcurridos con el periódico satírico “Bertoldo” durante los años 1936 y 1943. Él era un joven humorista con gran éxito, tenía un trabajo estable y había una excelente sintonía con los colegas de faena. Había formado una familia y no estaba más triste por la pobreza ya que tenía la posibilidad de ganar dinero y sin parar de trabajar.

3. ¿Qué ha significado tener un padre muy famoso? Si bien, en algunas ocasiones polémico para algunos que le han costado la cárcel, donde dio pruebas de gran dignidad.

A veces era muy serio, especialmente cuando íbamos con él y la gente lo paraba. Con el pasar del tiempo, hemos comprendido que era en cierta manera "celoso" de sus admiradores, de su afecto y que era muy querido. De sus decisiones pocas veces cómodas para algunas, como el hecho de no colaborar con los alemanes o no adherirse a la República Social después del 8 de setiembre de 1943, le costo 18 meses de prisión en Lager de Polonia y Alemania, y otros seis meses antes de entrar en Italia. Todo por decir lo que pensaba del político más potente en ese entonces, pasó un año de cárcel en Parma, más seis meses de libertad vigilada y grandes problemas para encontrar trabajo. Obviamente, nos sentimos muy orgulloso de él.

4. ¿Vuestro padre, entre tantos opositores, tenía algún verdadero amigo?

Sus decisiones y contrariamente a lo que se puede imaginar a priori, han permitido establecer quien era su verdadero amigo y quien no lo era. Tenía verdaderos amigos, no tantos, pero tenía algunos. También tenía sus lectores aficionados a sus escritos, quien dieron grandes muestras de afecto y solidariedad cuando estuvo preso en Parma. Recibió mucha correspondencia de los mismos, dándole ánimos.

5. ¿Indro Montanelli fue un gran amigo o un colega de profesión? ¿Qué opinaba al respecto de este periodista?

Indro Montanelli trabajó con nuestro padre en “Cándido” en el período preelectoral de 1948 con una serie de artículos pujantes y de gran coraje, contra el Frente Democrático Popular – Fronte democratico popolare que incluía el partido comunista y el partido socialista. Luego Indro empezó a trabajar en el Corriere della Sera en Roma. Por ende, se perdió el contacto frecuente entre ellos ya que uno estaba en Milán y el otro en Roma. Nuestro padre lo consideraba un gran periodista, con un estilo propio caracterizado por una gran claridad de expresión. Por este motivo, de Indro no le sorprendía en absoluto ciertas consideraciones que a veces podían llamar la atención a los lectores.

6. ¿Cuántos años teníais cuando vuestro padre se embarco en la aventura cinematográfica de Don Camilo? ¿Visitasteis el set? ¿Qué recuerdos tenéis al respecto?

Éramos pequeños (Alberto nació en 1940 y Carlotta en 1943), sin embargo nos acordamos que estuvimos en el rodaje de la primera película. Nos aburríamos porque la misma escena era grabada un montón de veces. Luego no quisimos ir a curiosear por el set, cuando se rodaron las otras películas.

7. ¿Existía una película favorita de Giovannino Guareschi en la saga “Don Camilo y Peppone”?

Tememos que ninguna de las realizaciones cinematográficas de sus obras lo satisfizo completamente. Esto se debió a que la selección de los relatos transmitidos por el personaje cinematográfico estaban orientados al humorismo más que a la reflexión o al pensamiento.

8. ¿Cuál es la obra literaria que mejor representa los valores de la “Bassa”?

Las tres historias – Le tre storie en la introducción del primer volumen de la serie “Mondo piccolo” son para nosotros la más representativas de la Bassa, ya que a través de las mismas nuestro padre busca de explicar cómo son los habitantes, el ambiente que los envuelve y esa atmósfera especial que luego relatará en sus textos.

9. La difusión internacional literaria de Guareschi os permite tener contacto con todo el mundo ¿Más allá de las fronteras italianas, dónde se conoce de más toda esta producción literaria?

Francia, quizás porque el personaje Don Camilo del cine fue interpretado por francés Fernandel, y Alemania, porque todas esas películas han fotografiado muy bien la Italia post bélica.

Avanzar



 

 

Alberto Guareschi
Carlotta Guareschi
Carlotta e Alberto Guareschi

Alberto y Carlotta Guareschi