- MENÚ -
HOME

Biografía

Ennia Pallini "Margherita"

Galería Fotográfica

Art Gallery

Mundo Pequeño

Bibliografía

International Covers Gallery

Brescello

Guareschi

Biografía

1966-1967: Cervia e Cademario, el aislamiento

Julio de 1966: En la localidad de Cervia, Guareschi pasa las vacaciones. Allí escribirá el texto para un libro publicitario llamado El cálido verano de Pestifero (La calda estate del Pestifero). Dicho compendio será editado en 1967 con otro título.

En el pueblecito de Cademario, donde el autor permanece junto a su señora Ennia por motivos de salud, Guareschi trabaja para Oggi y redacta todos los capítulos para Don Camilo y Don Chichi (Don Camillo e don Chichi). En Oggi la serie tiene el título de Don Camilo y la chavala ye-ye (Don Camillo e la ragazza yè yè). El libro será publicado en manera incompleto y cuando ya ha fallecido Guareschi, en 1969. El título escogido por el editor es Don Camilo y los jóvenes de hoy (Don Camillo e i giovani d'oggi). En 1996 la editorial Rizzoli ha publicado el libro integralmente y con el título original pensado de Guareschi, Don Camilo y Don Chichi.

1967: Se publica El cálido verano de Gigino il Petisfero (La calda estate di Gigino il Pestifero).
El título y el texto fueron modificados por el diseñador sin que Guareschi lo supiese. En abril de 1944, la casa editorial Rizzoli ha reimpreso el libro con el título original y sin dibujos, es decir, el título escogido por Guareschi: La calda estate del Pestifero.

Las fábulas que hoy casi todos desprecian y que nadie narra a los niños, han sido creadas cuando el hombre, agudizando la mente, ha sentido la presencia de algo sobrenatural. Este es el motivo por el cual narro mi historia. He aquí la razón por la cual, escoge a Gigino y la ciudad monstruosa, donde el cemento, el asfalto, el humo de las fábricas, el smog de los coches, la electricidad y la red invisible de radiaciones han aislado al ser humano de la naturaleza y obligándolo a vivir en un estado innatural.

Guareschi se niega a amar la nueva "sociedad de consumo", sus símbolos (televisión, publicidad y automóvil) y el poder de transformar los individuos, particularmente los jóvenes en una masa anónima y fácilmente manipulable.

La prensa, el cine, la televisión, la radio, el teatro, la literatura y la política se interesan del problema de los jóvenes, tan solo para monopolizarlos. Es lógico que los jóvenes caen en la trampa cuando son pequeñas pulgas y en estado indefenso. Las personas son iguales a un árbol. El árbol todavía se puede doblar cuando es pequeño y tierno.

Retroceder - Avanzar

 

Viñeta Guareschi y Ennia en “Cadegigi”

Cademario, 1966. Guareschi desde la ventana de su casa

Cademario, 1966. Guareschi escribiendo el libro “Don Camilo y los jóvenes de hoy”

Viñeta Guareschi con los nietos “Michelone” y la “Fenomena”

Viñeta el amigo insoportable