- MENÚ -
HOME

La localidad

Museo

Galería Fotográfica

E-commerce

Cómo llegar

Dónde comer y dormir

Brescello

Brescello

La localidad

Ricordando a Don Camilo e Peppone: lugares y objetos

Había una vez una pueblo llamado Brescello […] Siempre distintos pero siempre iguales, son el párroco Don Camilo y el alcalde Peppone, dos jefes antagonistas, de dos fuerzas opuestas. Si observamos Brescello desde la derecha es el pueblo de Don Camilo, en cambio, desde la izquierda es el pueblo de Peppone. Vista desde el alto es una aldea donde los adversarios se enfrentan duramente pero sin ser enemigos y es la voz de la conciencia que siempre tiene la última palabra (párrafo de la película El compañero Don Camilo)

A continuación los objetos y los lugares que recuerdan el pasado cinematográfico de Brescello y que ayudan a mantener vivo el recuerdo de los personajes nacidos de la pluma de Guareschi:

La iglesia de Santa Maria Nascente y el “Cristo de Don Camilo”

La iglesia fue reconstruida durante el período que va del 1829 al 1837. El proyectista fue Luigi Groppi y contiene obras pictóricas de gran valor del artista local, llamado Carlo Zatti. Al lado de la sacristía está el museo parroquial con obras del escultor de Brescello, Carlo Pisi, juntamente a otros objetos antiguos. La fachada fue construida por Angelo Rizzoli para las escenas de las películas y que han quedado como recuerdo de los personajes Don Camilo y Peppone.

El objeto que quizás llama la atención a los visitantes es la figura de Jesús en la cruz, la cual fue utilizada en las películas y que se encuentra en la actualidad rodeada de dos columnas y un baldaquín.
El crucifijo fue realizada para el rodaje por el escultor de Verona, Bruno Avesani, con la ayuda de un carpintero local, Emilio Bianchini.
Avesani realizó cuatro caras con expresiones diversas, las cuales fueron utilizadas en la primera película. Mientras que en el resto de las películas se utilizó la cara inclinada. En la actualidad se conserva solo una de estas caras.
El Jesús que tiene una altura de 1,65, sin la cruz, pesa 13 kilos en comparación con los 20 que tenía al inicio. La razón de esta reducción de peso está en facilitarle el rodaje al actor Fernandel. El artesano Avesani hizo la cruz con leña de balsa, el cual es muy liviano y lo vació internamente. Una vez finalizado el rodaje, el Cristo fue donado por parte de Angelo Rizzoli a la iglesia de Brescello, el cual ha sido cuidado con gran esmero por parte del párroco Dino Alberici.

 

La plaza Matteotti

La gran plaza Matteotti, rodeada de la iglesia, el ayuntamiento y una serie de pórticos, ha sido el escenario ideal para las aventuras del alcalde y el sacerdote, alcanzando una fama y reconocimiento internacional. Mientras algunos votaban o desfilaban por los comunistas, el cura Don Camilo, con la escopeta en mano, controlaba la situación desde el campanil de la iglesia, interviniendo incluso con el sonar de las mismas si las circunstancias lo solicitasen.

En la actualidad, en la parte norte de la plaza está la estatua a “Ercole Beneffatore”, realizada por el escultor Jacopo Tatti, apodado “el Sansovino” en 1553. Este trabajo fue ordenado por el duque Ercole II. Al inicio la estatua fue emplazada en la plaza de la fortificación pero la destrucción de la misma en 1704 por tropas españolas, la escultura fue abandonada. En 1727 fue trasladada al centro de la plaza Matteotti, donde ahora hay una réplica en la zona norte.

En nuestros días, se encuentran dos estatuas más: Don Camilo y Peppone. Ambas son de bronce y fueron realizadas por Andrea Zangani e inauguradas el 2 de junio del 2001. La estatua de Don Camilo se encuentra delante de la iglesia y la de Peppone delante del Ayuntamiento. Esta última, tiene el sombrero levantado para saludar al adversario delante de si mismo en línea diagonal.

 

La casa de Peppone

Esta casa está situada en la calle Carducci. En la actualidad es de propiedad privada y no se puede visitar el interior. Sin embargo, dicha finca fue utilizada para filmar prácticamente todos los interiores de las películas. En la película Don Camilo, Peppone desde el balcón mostraba a todos los compañeros del partido, el hijo recién nacido.

 

La campana de Peppone

En la película Don Camilo Monseñor … pero no tanto (Don Camillo Monsignore … ma non troppo), Peppone, después de exclamar “terminará el monopolio de las campanas por parte del clero”, compra una campana y la monta en una plaza cerca del Ayuntamiento. Empero, en la noche, alguien roba el badagio de la campana.
Este acontecimiento será fortuito para el alcalde porque en la trama de la película el alcalde quedará debajo de la campana, realizada en papel maché. Como dato anecdótico, la misma cayó realmente al actor Gino Cervi durante las pruebas del rodaje. Hoy la campana se encuentra debajo de los pórticos de la calle Giglioli.

 

La estación de tren

La estación se encuentra al final de la calle Venturini y ha conservado durante el paso del tiempo, la misma imagen arquitectónica vista en las películas. Fue desde aquí que Don Camilio partió por su “penitencia política” hacia las montañas en la localidad de Montenara, en la película El regreso de Don Camilo (Il ritorno di Don Camillo).
La estación, al igual que en los tiempos del rodaje, es de propiedad de la sociedad Veneta Autoferrovie y sirve de conexión entre Brescello y Parma – Suzzara.

 

La virgen del Borghetto

En la película Don Camilo Moseñor … pero no tanto (Don Camillo Monsignore… ma non troppo), la pequeña capilla tenía que ser demolida para levantar en ese sitio 16 apartamentos para los más pobres del pueblo y de la parroquia. No obstante, ninguno tiene la valentía suficiente para iniciar los trabajos, convirtiéndose en un elemento de discordia y confrontación entre las partes.
En realidad se trata de un relato de Guareschi denominado “el murallón” en la obra Don Camilo y la naturalidad (Don Camillo e il suo gregge) la trama se centra en un terreno perteneciente a una persona llamada Tarasca, el cual quiere construir un edificio de cuatro pisos o plantas, con apartamentos, negocios, garaje, servicios, pero no se puede hacer porque es el sitio donde esta la capilla de la virgen del Borghetto, de gran devoción entre los habitantes.
La pequeña capilla se encuentra en el cruce de la carretera SS 62 y la virgen de Borghetto ha sido restaurada recientemente.

 

La locomotora

Al lado del museo está la locomotora que tenía que llevar a Peppone en su “exilio romano” en la película Don Camilo y el Honorable Peppone. La misma ha estado restaurada por voluntarios de Brescello.

 

El tanque

Guareschi escribe en el relato "Il «Panzer»" de Don Camilo y la naturalidad (Don Camillo e il suo gregge) que el señor Dorini, en abril del 1945 había robado a los americanos pensando que eran alemanes un tanque de guerra, sin decir nada a las autoridades militares. Con la ayuda de Don Camilo y Peppone buscará de alejar ese tanque de su propiedad para evitarse problemas. El tanque utilizado en la película Don Camilo y el Honorebole Peppone (Don Camillo e l’On. Peppone) es de propiedad del Tasca y una vez más fue escondido.
En la actualidad está en la plaza Mingori, al lado del museo.
Este tanque no es el original Sherman americano utilizado por Duvivier en las películas. Se trata de un Pershing M26, que los habitantes de Brescello venciendo una serie de obstáculos y gestiones burocráticas han obtenido la posesión del mismo por parte del ejercito italiano. Merced a un grupo de voluntarios de la zona cada uno de los componentes mecánicos del mismo funciona, a tal punto que por motivos de las fiestas patronales de San Genesio, el 26 de agosto de 1991, el Panzer tuvo su entrada triunfal en Brescello.
Antes del actual Pershing M26, había otro tanque prestado de un coleccionista de chatarra bélica, había prestado a la Pro-Loco de Brescello, coincidiendo con la inauguración del museo en 1989 un tanque más pequeño pero que no funcionaba. Luego de un “guarechiano” viaje por las carreteras entro a Brescello. Sin embargo, la población quería un tanque que funcionase, lo cual fue factible en 1991 y que actualmente se encuentra expuesto al lado del museo.

 

El busto de Guareschi

Obviamente no se puede olvidar del verdadero mentor del gran éxito internacional de Don Camilo y Peppone: Giovannino Guareschi. Por tal motivo, la escultura alemana Gudrun Schreiner realizo un busto en bronce de Guareschi, el cual fue colocado en el parque que lleva su nombre y está localizado, al lado del museo en Brescello.

 

 

Retroceder

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La iglesia de Santa Maria Nascente

 

El Cristo de Don Camilo

 

 

 

La estatua de Don Camilo

La estatua de Pepone

Pórticos cercanos a la plaza Matteotti

 

 

 

 

 

 

 

La campana de Peppone

 

 

La estación de tren

 

 

 

La virgen del Borghetto

 

 

 

 

La locomotora
 
 
 
 
 
 
 
El tanque

 

 

 

 

 

 

El busto a Guareschi